home 2018-06-05T07:16:17+00:00
Loading...

Cuando en nuestra vida cotidiana se sufren síntomas como:

  • Aceleración del ritmo cardíaco
  • Sudor
  • Mareos
  • Fatiga
  • Insomnio
  • Sensación de ahogo

Acompañados de pensamientos del tipo:

  • Algo malo me pasa
  • Voy a desmayarme
  • Estoy sufriendo un ataque al corazón
  • Nadie puede verme así
  • ¿Y si nadie puede ayudarme?
  • Moriré aquí completamente solo

 ¿Como?

El miedo y la ansiedad son constructos mentales propios de cada individuo. Como entes construidos, se pueden deconstruir o minimizar a categorías más tolerables para que las situaciones parezcan menos amenazadoras, las personas se sientan más autónomas y recuperen el control sobre la propia vida.

La Terapia Cognitiva Conductual es efectiva para tratar la ansiedad y los miedos específicos. Con la T.C.C. se puede reducir el poder de aterrorizar que se ha otorgado a los monstruos que las propias personas inventan.

La ansiedad y los miedos patológicos son el fruto de una lectura distorsionada de la realidad, son errores cognitivos que han tomado el poder de la razón y por consiguiente de la propia vida.

Entender cómo funcionan los mecanismos del miedo es parte de la Terapia Cognitiva Conductual y el comienzo de la recuperación clínica.

La Terapia Cognitiva Conductual por sí sola no se aplica.

Se apoya en 3 habilidades terapéuticas.

Empatía

Habilidad que tiene el terapeuta para ponerse en el lugar del cliente y desde ahí, comprender sus emociones, pensamientos y conducta. La empatía terapéutica (Bohart y Greenbreg, 1997) es un proceso interactivo destinado a conocer y entender al cliente con el fin de facilitar su desarrollo, su crecimiento personal y su capacidad para resolver sus problemas.

La empatía terapéutica implica comprender el significado más allá de lo que el paciente expresa (Ruiz y Villalobos, 1994)

Aceptación incondicional

Implica aceptar al cliente tal y como es, sin juicios ni prejuicios y valorarlo como persona merecedora de dignidad. Al cliente se le dedica tiempo y esfuerzo para comprenderlo y posteriormente ayudarlo.

En esta relación de aceptación predominan las necesidades e intereses del cliente mientras que las exigencias personales del terapeuta se minimizan. La aceptación y preocupación han de ser genuina y auténtica y el cliente no debe sentirse inferior ni incómodo por la atención que recibe.

Autenticidad

El terapeuta ha de ser capaz de expresar de manera abierta clara y sincera opiniones y emociones. Beck et al. (1979/1983) han señalado que un terapeuta ha de conjugar la sinceridad con el tacto, la diplomacia y la oportunidad para no perjudicar al cliente o a la relación terapéutica.

La situación terapéutica requiere saber qué decir o expresar, cómo y en qué momento. Siempre es positivo para el tratamiento que expresar adecuadamente sentimientos de interés, aprecio, ánimo y aprobación.

La relación entre el coste existencial de ser víctima del miedo, la ansiedad o el estrés y el valor económico de una terapia liberadora siempre será infinitamente favorable al intento de recuperar una vida que valga la pena estar en ella.

 ¿Quien?

Manuel Subirats Roca

Psicólogo General Sanitario

Máster en Terapia de Pareja y Familia

Tel.: 629 031 290

 ¿Cuando?

Visitas concertadas: Lunes, Martes, Jueves, Viernes.

Sesión Exprés: los jueves están destinados a sesiones de terapia breve de 30 minutos de duración con la proporcional reducción de los honorarios. La calidad no está reñida con la duración y la síntesis se convierte en un valor máximo a la hora de exponer la información y devolver tareas para ayudar a la mejora del cliente.

Hay problemas de menor intensidad que pueden reconducirse de forma satisfactoria en este tipo de sesiones más cortas pero igual valor terapéutico.

 ¿Donde?

Te ayudaré

Llama al 629 031 290 o rellena el siguiente formulario para solicitar cualquier información. Estaré encantado de asesorarte y ayudarte a resolver tus dudas.

He leído y acepto la política de privacidad

629 031 290